miércoles, 19 de junio de 2013

Estrenando mi nueva amasadora

Después de haberle dado muchas vueltas y haber comprado y devuelto de forma instantánea la KitchenAid Heavy Duty, al final he decidido quedarme con la Amasadora de Bosch...

En los últimos meses he leído diversidad de opiniones, tutoriales, comentarios sobre la KitchenAid Classic, Artisan, Heavy Duty, Kenwook, Boman, Bosch, entre otras... y al final me he decidido por la de Bosch que a su vez sale en el programa de televisión Masterchef, por lo que he podido ver cómo funciona un poquillo sobre todo cuando la usa Fabián, uno de mis favoritos del programa sino el que más, dado que me parece admirable cómo un chico de 18 años en los tiempos que corren tiene esa pasión por la cocina (creo que estaba hablando de amasadoras y ahora de repente me he metido en tema Fabián-Masterchef...).

Por qué no KitchenAid a pesar de que me tenía enamorada?

· El modelo Classic, relación calidad-precio, baja y el vaso no lleva asa, lo que en ocasiones puede ser un engorro a la hora de manejarnos con lo que estemos preparando. Por ejemplo, por 400-420€ la podéis adquirir en Makro o en Amazon, en color blanco.

· Modelo Artisan, relación calidad-precio buena a pesar de ser más cara que por ejemplo Kenwood que es su gran competidor en este ámbito. Eso sí, buscando y buscando por la red para conseguir un precio competitivo, o encontrando ofertas de grandes almacenes industriales. Este modelo lo utilicé cuando estuve trabajando de aupair en Inglaterra, y me gustó muchísimo. De ahí mi afán de comprarme una KitchenAid, de darle la paliza a mi chico para comprarla...  PERO, y tiene un gran pero, son las opiniones de usuarios en la red: que si el motor se quema, que si trae piezas que antes eran de hierro ahora son de plástico, que el vaso se queda corto para ciertas masas... Lo que te hace cuestionarte, gastarte una media de 460-500€ con esas críticas? No me compensaba...

· Modelo Heavy Duti: Encontramos una oferta, 510€ la Heavy Duti! Encantada me hallaba yo, cuando llego a casa después de mis dos horas de clase de Pastelería, mi marido ya la tenía en la encimera para que la viera y probara, y... qué desilusión. Me pareció tan incómoda comparada con el Modelo Artisan, y tan ruidosa a la hora de encajar el vaso, además de que había que hacer mucha fuerza que no lo vi nada práctico. Así que duró 30 minutos mientras la miraba y remiraba, accionada y esas cosas, y a la caja de nuevo.

Así que vuelta a empezar, y ahora qué me compro? La Kenwood? Y apareció la Bosch... Relación calidad precio, muy buena. Funcionalidad: Muy buena. Accesorios: Trae uno de corte y la licuadora. Las palas vienen en una bolsita. No pesa excesivamente y se ajusta a la encimera con ventosas por lo que evita moverse mientras amasa. Es fácil de limpiar y el bol es bastante grande y con asa.

Todavía no la he usado mucho, pero por ejemplo ayer amasé casi 1 kg de harina para hacer masa quebrada  y el resultado ha sido buenísimo.





Ya os dejaré la receta, que la he mejorado gracias a mi profesor de clase de Pastelería y Repostería.